Inicio Las TIC y el profesorado Competencias TIC. Profesorado UNESCO Estándares de competencia en TIC para docentes
UNESCO Estándares de competencia en TIC para docentes PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 12
MaloBueno 
TIC en educación - Competencias TIC del profesorado

Elaboradas en cooperación con las firmas Cisco, Intel y Microsoft, la Sociedad Internacional para la Tecnología en la Educación (ISTE) y Instituto Politécnico y la Universidad del Estado de Virginia (Virginia Tech), las Normas UNESCO sobre Competencias en TIC para Docentes se han concebido para ayudar a los encargados de elaborar las políticas de educación y los planes de estudios, a que definan las competencias que los docentes deben poseer para utilizar las TIC en provecho de la educación.

Acceder a los documentos:

 

 

“Las Normas sobre Competencias en TIC para Docentes constituyen un instrumento que ayudará a los encargados de la elaboración de políticas de educación y la preparación de planes de estudios a planear el uso de las tecnologías de la comunicación y la información”, dijo el Director General of UNESCO, Koichiro Matsuura. “Estas normas, que comprenden módulos susceptibles de facilitar a los encargados de la formación de docentes la tarea de establecer un orden de prioridades y de concebir planes de estudios adaptados a las exigencias y los recursos específicos correspondientes, tienen en cuenta la idea de la UNESCO de que son los países quienes en definitiva deben asumir la responsabilidad del planeamiento de educación”.

Las normas se presentan en tres documentos: en el primero, denominado Marco de políticas, se exponen los motivos del proyecto, así como su estructura y enfoque; en el segundo, titulado Módulos de normas de competencias, se combinan los componentes de la reforma de la educación con varios enfoques en materia de políticas, a fin de crear una marco de conjuntos de competencias para los docentes; y en el último, Directrices para la aplicación, se proporciona un programa detallado de las competencias que deben adquirir los docentes dentro de cada conjunto de competencias o módulo.

La idea de elaborar estas normas surgió de la comprobación de un hecho: disponer de ordenadores en las aulas de clase no es suficiente de por sí para garantizar que los docentes sean capaces de transmitir a los alumnos las competencias que éstos necesitan para el trabajo y la vida diaria en el siglo XXI. Por eso, las normas no se limitan a abordar las competencias en TIC, sino que van más allá y examinan dichas competencias a la luz de las novedades pedagógicas, de los planes de estudios, de la organización de los centros docentes y de las necesidades de los profesores que desean mejorar la calidad de su trabajo y la capacidad de colaborar con sus colegas.

En última instancia, las normas relativas a las TIC han de contribuir a la mejora global de la práctica profesional de los docentes, así como a la formación de ciudadanos que, al estar mejor informados, serán capaces de coadyuvar al progreso del desarrollo económico y social.

Al mismo tiempo que definen las competencias en materia de TIC y educación susceptibles de ser objeto de un aprovechamiento compartido en el plano internacional, las normas armonizan una serie de puntos de vista y de vocabulario relacionados con los usos de las TIC en la formación de docentes, facilitando por consiguiente los intercambios de experiencias a nivel internacional en este ámbito.