Inicio Comprensión Escrita La noticia y el reportaje
La noticia y el reportaje PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 46
MaloBueno 
Lengua - Comprensión escrita

Publicado por  Natalia Bernabeu (Coord.) Proyecto Mediascopio Prensa. Lectura de la prensa escrita en el aula. La noticia y el reportaje. CIDE

El desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación ha sido el elemento decisivo para la gestación de la llamada sociedad del conocimiento en la que estamos inmersos. Esta nueva realidad social, en cuyo eje aparece la información, ha hecho que, en el ámbito escolar, se intenten abordar las habilidades que permitirán al alumnado progresar en la era digital: la habilidad de leer textos y comprenderlos; la capacidad de discernir y elegir lo que tiene valor entre la multitud de estímulos que ofrece la realidad; la capacidad de pensar independientemente, de resolver problemas y generar ideas; la capacidad de expresar esas ideas de forma clara y simple; la conciencia del contexto en que se desarrolla la vida personal;
la identificación de las causas que generan el cambio y la percepción de que no todas las cosas de nuestra vida están sometidas a transformaciones de igual velocidad; la percepción del equilibrio en medio de la multidimensionalidad de la realidad; y el reconocimiento de un orden que dé sentido a la experiencia de vivir.

Curiosamente, el exceso de información disponible ha puesto el foco de atención en la importancia de la lectura que pasa a concebirse como un proceso mental mucho más complejo que el de simplemente descifrar el texto.

El acto lector es una actividad creadora a través de la cual el individuo desarrolla todas sus facultades mentales, asumiendo ante los textos un papel activo que implica no sólo reconocer los signos, sino, sobre todo, entenderlos, interpretarlos y analizarlos críticamente. Por eso, cobran importancia la reflexión y el compromiso: el alumnado ha de ser capaz de asumir un juicio ético personal acorde con los valores básicos de la sociedad en la que vive.

La primera formulación de la necesidad de relacionar la educación con los medios de comunicación fue realizada por la UNESCO que denominó a este ámbito de conocimiento: ”Education aux medias” en expresión francesa y “Media education” en expresión inglesa. La misma UNESCO tradujo al español estas expresiones como “Educación en materia de comunicación”. Posteriormente, en la resolución de la UNESCO de 19822, recomendaba ya algunas acciones concretas para hacer efectivo en la educación este ámbito de conocimiento, tales como sensibilizar y formar al profesorado e introducir la prensa –escrita y audiovisual– (y actualmente, también la digital), como medio de enseñanza. Actualmente se ha generalizado la denominación "Educación en medios", a la cual se pretende acceder a través de la alfabetización mediática o "Media literary".

Esta Educación en medios constituye un área de conocimiento que promueve la lectura y la recepción crítica de los mensajes, tanto de los medios masivos tradicionales: prensa escrita; cine, radio, televisión; como de los nuevos medios tecnológicos: Internet, videojuegos, teléfonos móviles, etc., así como su consumo saludable.

Persigue tres grandes objetivos:

  • Dotar al alumnado de las habilidades necesarias para la recepción crítica, selectiva y activa de los mensajes que recibe a través de los distintos medios masivos.
  • Introducir en las aulas, a través del tratamiento de la actualidad, la educación en valores; con el fin de hacer de los jóvenes ciudadanos responsables y comprometidos con la sociedad democrática en la que desarrollan su vida personal. Se trata de que el alumnado sea capaz de reflexionar sobre las características del discurso de los medios; de que pueda tomar conciencia de sus hábitos y actitudes como consumidor de mensajes mediáticos, y de que sepa adoptar respecto a ellos un distanciamiento crítico que le permita desechar las actitudes conformistas y superficiales.
  • Fomentar la cultura comunicativa en los centros escolares. Esto supone adoptar metodologías participativas; introducir en las aulas nuevos recursos y materiales multimedia, establecer cauces efectivos de información y comunicación entre los miembros de la comunidad educativa, fomentar la cooperación y el intercambio con el exterior, utilizar nuevos espacios educativos que faciliten los aprendizajes y fomentar entre el alumnado y el profesorado el acceso a la información.

Acceder a la guía